Al Día

Los Ultimos Boletines

Jueves, 30 de Noviembre de 2017
Volver

Observaciones a la continuidad o unidad contractual

La Corte Suprema de Justicia señala que cuando las interrupciones en el servicio son por un tiempo considerable, se desvirtúa la continuidad o unidad contractual

En la presente sentencia la Corte sostuvo que cuando las interrupciones en el servicio lo son por un tiempo considerable, no es posible establecer la existencia de una continuidad en la vinculación. Así la cosas, la Corte señala que en el estudio de casos en los que se presenten vinculaciones sucesivas o prolongadas, se debe entrar a analizar si existe o no solución de continuidad entre uno u otro contrato.
 
Como parte de este ejercicio, la Corte concluyó que la historia laboral del trabajador no es concluyente en cuanto a la existencia de un vínculo laboral, y que asimismo, no es posible que se desprenda de la presunta continuidad en los pagos de aportes una única y continuada relación laboral.
 
Es importante entonces que se pueda establecer con precisión de cuánto debe ser ese tiempo o término considerable para que se desacredite la continuidad en la vinculación. Si bien la Corte no señala de forma tajante y expresa el tiempo que debe durar la interrupción entre uno y otro contrato, constantemente en la sentencia se refiere al término de un (1) mes como criterio de interrupción prolongado entre los dos contratos.
 
En esa línea, cuando los términos de interrupción son inferiores a un (1) mes, la Corte se refiere a interrupciones ínfimas y toma como punto de comparación las interrupciones iguales o superiores a un (1) mes.
 
Conforme lo anterior, se puede concluir que el derrotero para la Corte en cuanto al término de interrupción es de mínimo un (1) mes. De la mano con la interrupción de las distintas vinculaciones, se debe poder constatar la efectiva y real terminación de cada uno de los contratos, así como su respectiva liquidación y el reporte de la novedad.
 
Para los casos en que la modalidad contractual sea a término fijo, también se debe prestar atención en cuanto al término del preaviso o no prórroga. Adicionalmente, la Corte precisa que la oferta o invitación a firmar un nuevo contrato, no debe entenderse como continuidad laboral.
 
Así entonces, para los casos en los que la empresa requiera contratar a una persona sucesivamente, pero no de forma continua, es importante atender los criterios señalados por la Corte y procurar que entre uno y otro vínculo haya como mínimo un (1) mes de diferencia. Para sustentar en un mayor grado la contratación sucesiva de un trabajador, sugerimos que la empresa realice la liquidación de cada contrato en debida forma, que siempre que se inicie un nuevo vínculo se deje constancia de ello, y que la empresa haga los reportes a que haya lugar en cuanto a pagos de seguridad social se refiere.